La OCU

La Organización para una Ciudadanía Universal (OCU) es una asociación de dimensión internacional cuyo objetivo es promover la libertad mundial de circulación y residencia de las personas. Con este fin, la OCU expide el “pasaporte de ciudadanía universal” y reclama la celebración de una conferencia internacional sobre la libertad de circulación bajo los auspicios de las Naciones Unidas.

El pasaporte de ciudadanía universal

Este pasaporte será expedido por la Organización para una Ciudadanía Universal. Aquellos Estados que reconozcan su validez permitirán a sus titulares instalarse libremente en su territorio, sin visado, y disfrutar de los mismos derechos sociales y económicos que un ciudadano nacional.

Actualmente se están manteniendo contactos con algunos Estados interesados en el principio de libre circulación. Una treintena de personalidades de todos los continentes (intelectuales, políticos, artistas...) que defienden la libertad de circulación y residencia ya han aceptado recibir el pasaporte de ciudadanía universal, y se está buscando la adhesión de nuevas personalidades. En 2013 se entregarán simbólicamente cien pasaportes.

De esta manera, el pasaporte de ciudadanía universal —propuesta central del Foro Social Mundial de Dakar de 2011—, con el apoyo de una serie de Estados y de la sociedad civil mundial, se convertirá en un símbolo y una herramienta para la promoción de la libertad de circulación y residencia.

Conferencia de las Naciones Unidas sobre la libertad de circulación y residencia

Tal como ya está generando en ciertas zonas geográficas en las que se aplica, la libertad de circulación y residencia es una perspectiva que puede contribuir a la paz, a un desarrollo equilibrado y sostenible y a una justicia política, social y económica.

Al igual que se ha hecho para cuestiones como el medio ambiente, la pobreza, el desarrollo o la vivienda, la OCU exhorta a las Naciones Unidas a organizar una conferencia internacional sobre la libertad de circulación y residencia. En efecto, la ONU es la única organización capaz de congregar a todos los agentes políticos, económicos, sociales y científicos del mundo a los que atañe esta cuestión de vital importancia para centenares de millones de seres humanos. La aplicación progresiva de la libertad mundial de circulación y residencia deberá pasar necesariamente por un debate amplio y profundo. Ante la multiplicación de los intercambios comerciales y el agravamiento del cambio climático, que incrementan los movimientos de personas, resulta urgente entablar un diálogo internacional.

A tal fin, y remitiéndose al artículo 13 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la OCU solicita a las Naciones Unidas que incluya solemnemente en el orden del día de su Asamblea General la propuesta de celebrar una conferencia internacional sobre la libertad de circulación y residencia de las personas.